¿El Futuro del Trabajo?

Un extracto del nuevo libro de Emma Gannon "Disconnected: How to Stay Human in an Online World" reflexiona sobre cómo muchos en la pandemia se vieron relegados a estar en casa y el trabajo se vió relegado a su más mínima expresión: presionar botones y subir contenido a la Internet.

¿El Futuro del Trabajo?
Photo by Annie Spratt / Unsplash

Un extracto del nuevo libro de Emma Gannon "Disconnected: How to Stay Human in an Online World" reflexiona sobre cómo muchos en la pandemia se vieron relegados a estar en casa y el trabajo se vió relegado a su más mínima expresión: presionar botones y subir contenido a la Internet. Como un gran call center, todos nos encontrábamos trabajando en nuestros propios mundos atendiendo las necesidades de otros e intentando desconectarnos antes de tomar "una llamada más".

Vengo pensando en el futuro del trabajo desde que puedo recordarlo. Me emociona pensar que existe un futuro brillante donde la tecnología es una herramienta democratizadora para lograr lo que cada uno persigue individual y colectivamente. Sin embargo,  dos años dentro de la pandemia –y más de diez años trabajo remoto– y creo que aunque el futuro esta más cerca que nunca, aún tenemos que pasar por los extremos no siempre agradables para los que tenemos la fortuna de usar la Internet como un puente hacia nuestros trabajos.

Ninguno de los extremos será cierto. 100% remoto o 100% oficina, serán más bien, quienes se encuentren cerca del medio aquellos verdaderos "ganadores". Es tan cierto que nunca nos vamos a dejar de juntar, como que nunca dejaremos de tener nuestra individualidad. Como ha dicho Simon Sinek, somos seres altamente complejos, sociales y llenos de incoherencias. Ya se en espacios reales #IRL (In Real Life), virtuales o metaversos. Somos seres sociales que necesitamos multiples inputs sensoriales para completar la lectura de cada uno y formar relaciones. Pero, igualmente, estamos solos y queremos nutrir nuestros espacios con nuestros propios intereses… Como (impopularmente) suelo decir "lamentablemente trabajamos con humanos", no estamos limitados a árboles de decisiones o ceros y unos que gobiernan nuestros equipos. Para mi, el futuro del trabajo, es flexible.